Seleccionar página

¿QUÉ ES LA PENSION DE ALIMENTOS?

La pensión alimenticia debe cubrir las necesidades del que solicita alimentos que se enumeran en el art. 142 del Código Civil: “Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia medida. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después, cuando no haya terminado su formación por cauda que no le sea imputable. Entre los alimentos se incluirán los gastos de embarazo y parto, en cuento no estén cubiertos de otro modo.”

¿ES OBLIGATORIO PASAR LA PENSION DE ALIMENTOS?

Salvo aquellos alimentos que surgen en virtud de pacto o por disposición legal en el supuesto de parejas de hecho, en el resto de casos la obligación alimenticia exige la constancia de la relación de parentesco. Por ello será requisito básico en cualquier reclamación de este tipo acreditar de alguna forma la relación de parentesco entre aliméntate y alimentista.

Conforme el art. 143 del Código Civil, vienen obligados a prestarse alimentos: “1º Los cónyuges; 2º Los ascendientes y descendientes. 3º Los hermanos sólo se deben los auxilios necesarios para la vida, cuando los necesiten por cualquier causa que no sea imputable al alimentista, y se extenderán en su caso a los que precisen para su educación.” No obstante, esta obligación no surge de forma automática puesto que, a excepción de aquellos supuestos en que lo que tienen derecho a alimentos son los hijos menores, la obligación alimenticia estará condicionada a que quien presta alimentos tenga medios económicos suficientes para cubrir sus propias necesidades y las de su familia.

La obligación de satisfacer alimentos queda impuesta por la sentencia de separación o divorcio que se dicte tras la tramitación del procedimiento correspondiente. En esta sentencia quedaran fijados los términos, de quien está obligado a satisfacer la pensión de alimentos, la cuantía así como las bases para su actualización, el periodo de tiempo y la forma de pago de la misma.

¿CUÁL ES LA CUANTIA Y EL LA FORMA DE PAGO?

La cuantía de la pensión de alimentos depende fundamentalmente de dos circunstancias:

  1. De los ingresosde la persona que está obligada a abonarlos.
  1. De las necesidades del beneficiario.

De hecho, el art 146 del Código Civil establece: “La cuantía de los alimentos será proporcionada al caudal o medios de quien los da y a las necesidades de quien los recibe.” Como vemos la Legislación Española, al contrario que en otros países europeos, no contempla ningún baremo obligatorio al que deba ajustarse el Juez a la hora de fijar la pensión de alimentos. Se entiende con esto, que el Juez fija la cuantía conforme a su criterio, dentro de los márgenes de la Ley.

La cantidad que se fija inicial, podrá incrementarse o disminuirse judicialmente en función de las necesidades del beneficiario o de los recursos económicos del obligado al pago. Esta modificación de la cuantía de la pensión, debe realizarse mediante el procedimiento judicial correspondiente de modificación de medidas, que no se harán efectivas hasta que no se dicte sentencia.

Esto quiere decir, por ejemplo, que el cónyuge que debe satisfacer con la pensión de alimentos, no puede modificar por sí mismo la cuantía porque sus ingresos hayan sido reducidos, sino que debe solicitar la modificación de manera judicial.

¿CUÁNDO DEJA DE SER OBLIGATORIO PASAR LA PENSION DE ALIMENTOS?

En principio la obligación de prestar alimentos y por tanto de pasar la pensión de alimentos, cesa cuando: El obligado a presentar la pensión de alimentos fallece, cuando el obligado a pasar la pensión de alimentos pone en peligro su propia subsistencia o la de su nueva familia debido a la reducción de sus propios recursos, cuando la persona que recibe la pensión de alimentos, mejora su situación de tal manera que no es necesaria la pensión de alimentos para subsistir, cuando la necesidad del hijo de esta pensión se debe a una mala conducta o a la falta de aplicación en el trabajo, podrá perder su derecho a percibir alimentos mientras dure este comportamiento.

Por norma general, la pensión de alimentos a los hijos debe satisfacerse hasta que alcancen la mayoría de edad. Si bien es cierto, si después de cumplir la mayoría de edad continúa estudiando o carecen de medios de subsistencia propios, puesto que no son económicamente independientes, los hijos podrán exigir la pensión de alimentos hasta que sean capaces de valerse por sí mismos. Esta reclamación deberán realizarla directamente los hijos, ninguno de los progenitores podrá hacerlo en su nombre.

¿QUÉ OCURRE SI NO SE PASA LA PENSION DE ALIMENTOS?

Si se incumple con la obligación de pasar la pensión de alimentos, se iniciaría un procedimiento de ejecución sobre los bienes del obligado a pasar la pensión e igualmente generará responsabilidades penales si así correspondiere. Se establece que el impago durante 2 meses consecutivos o de 4 meses no consecutivos de la pensión de alimentos es constitutivo de un delito de abandono de familia sancionado con pena de prisión de 3 meses a 1 año o de multa de 6 a 24 meses.