Seleccionar página

Siempre desde aquí hemos recomendado el divorcio de mutuo por el ahorro económico y porque es mucho más rápido con lo que se evita el desgate emocional que se produce cuando una situación complicada se prolonga en el tiempo. Pero hay circunstancias que impiden que esto sea así, entonces es cuando tenemos que recurrir al divorcio contencioso.

Cuando la ruptura del matrimonio se realiza por uno de cónyuges es cuando hablamos de un divorcio contencioso, también puede ocurrir que se comience planteando un divorcio de mutuo acuerdo y que acabe siendo un divorcio contencioso, normalmente esto ocurre cuando los conyugues no se ponen de acuerdo en el contenido de convenio regulador.

En el divorcio contencioso junto con la demanda de divorcio se presentará el convenio regulador, con la diferencia de que en este caso esté será redactado únicamente por el abogado del cónyuge que presenta la demanda de divorcio y no por ambos cónyuges como ocurre en el divorcio de mutuo acuerdo.

Normalmente si el matrimonio tiene hijos lo que incluirá:

Si los cónyuges no tienen hijos, pero la situación es muy desigual económicamente lo más relevante del proceso judicial será la pensión compensatoria.

Una vez presentada al juez la demanda de divorcio, junto con el convenio regulador y las razones y pruebas que aporta para la disolución del matrimonio, este enviará una copia al otro cónyuge para poder después fijar la fecha del juicio. Durante el juicio ambas partes aportarán pruebas o testimonios para defender lo que solicitan.

Divorcio contencioso

Una vez que se ha realizado el juicio el juez dictará la sentencia de divorcio, en ella juez establecerá a favor de que parte va a falla y establecerá en qué condiciones queda el convenio regulador.

Cómo ya hemos indicado en otras ocasiones siempre que se pueda es mejor realizar un divorcio de mutuo acuerdo, pero si la situación hace esto imposible, lo más importante para llevar a cabo un divorcio contencioso es tener un buen abogado matrimonialista. En este caso es más importante si cabe, porque este abogado es el que tendrá que defender nuestra postura delante de un juez y tener un peso fundamental en que el juez falle a nuestro favor. Por ello es importante buscar un abogado especialista en divorcios con experiencia en este tipo de casos, en SOS Divorcios disponemos de un equipo abogados matrimonialistas con más de 25 años que defenderán tu postura frente a la persona con la que has compartido tu vida.