Seleccionar página

Una de las muchas novedades que contiene la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria es la posibilidad de divorciarse de mutuo acuerdo en la Notaría. Una forma para que los cónyuges puedan decidir cómo tramitar su divorcio, si en la Notaria o por el contrario en el Juzgado.

El procedimiento de divorcio o separación en la Notaría consistirá en prestar por parte de los cónyuges su voluntad de divorciarse, incorporándose esta declaración y el Convenio Regulador en la correspondiente Escritura. Esta nueva posibilidad de divorcio de mutuo acuerdo en la Notaría queda sustentado y se rige por las nuevas redacciones (que da la Ley de Jurisdicción Voluntaria) de los artículos 82, 83, 87, 89 y 90 del Código Civil, por el nuevo artículo 54 de la Ley del Notariado, y por el artículo 61 reformado de la Ley del Registro Civil.

Debemos señalar que para divorciarse de mutuo acuerdo en la Notaría han de concurrir una serie de REQUISITOS:

  1. Que sea un divorcio de mutuo acuerdo.
  2. Que se lleve más de tres meses casados.
  3. Que no existan hijos menores de edad o con la capacidad modificada judicialmente.
  4. Que la mujer no se encuentre embarazada en el momento de instar el divorcio. Esto es así, ya que aunque la Ley de Jurisdicción Voluntaria no lo contempla expresamente, el apartado 2 del artículo 29 del Código Civil establece que el concebido se tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables. De esta forma, si alguno de los cónyuges se encuentra embarazada se deberá realizar el divorcio en el Juzgado necesariamente.
  5. Que el matrimonio esté inscrito en España, requisito dirigido especialmente cuando los cónyuges son extranjeros.

¿ES NECESARIO UN ABOGADO PARA TRAMITAR ESTA MODALIDAD DE DIVORCIO ANTE NOTARIO?

SÍ es necesaria la presencia de un abogado, debiendo firmar también la escritura del divorcio. Será quien preste el asesoramiento legal necesario y quien redacte el convenio regulador

La obligatoriedad de su intervención y presencia se recogen tanto en el artículo 82 del Código Civil como en el artículo 54.2 de la Ley del Notariado, que dice textualmente: “Los cónyuges deberán estar asistidos en el otorgamiento de la escritura pública de Letrado en ejercicio.”.

¿QUÉ DOCUMENTACIÓN ES NECESARIA?

La documentación necesaria para poder tramitar este tipo de divorcio, será la siguiente:

  • DNI o NIE de los cónyuges
  • Libro de familia para acreditar que los cónyuges no tienen hijos menores de edad.
  • Certificado de matrimonio para acreditar que los cónyuges llevan más de tres meses casados
  • Certificado de nacimiento de los hijos mayores de edad si los hubiera.
  • Convenio Regulador previamente acordado y redactado por el abogado contratado
  • Certificado de empadronamiento de los cónyuges para acreditar la competencia territorial del Notario

¿PUEDO ELEGIR AL NOTARIO?

El divorcio ha de realizarse ante el Notario del último domicilio común o el del lugar de residencia habitual de cualquiera de los dos cónyuges.

¿QUE OCURRE SI HAY HIJOS MAYORES?

Si hay hijos mayores de edad o emancipados, deberán prestar el consentimiento “respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar” conforme recoge el artículo  82 del Código Civil. Este consentimiento es esencial, por ello, deberán estar presentes en el momento de otorgar la escritura, aunque la ley no exige su presencia personal, de modo que podrían estar representados por apoderado.

¿QUIÉN INSCRIBE EL DIVORCIO EN EL REGISTRO?

En la escritura se incorporará o transcribirá el Convenio Regulador, con el contenido, que indica el art. 90 CC incluida la liquidación de gananciales o del régimen económico que corresponda.

El Notario remitirá por medios electrónicos al Registro Civil el acuerdo del Divorcio para su inscripción, conforme se recoge en el artículo 61 de la Ley del Registro Civil.

¿QUÉ ES MEJOR DIVORCIARME EN LA NOTARÍA O EN EL JUZGADO?

No habría una respuesta para ello. Podríamos destacar los puntos a favor del divorcio ante Notario:

  1. El procedimiento de divorcio ante Notario es más rápido y cómodo que el divorcio ante el Juzgado y se evita, por lo tanto, la demora que supone iniciar un procedimiento judicial, que puede ir de 4 a 7 semanas.
  2. No es necesario presentar demanda alguna, tan solo concertar cita en la Notaria una vez redactado el Convenio Regulador.
  3. No es necesario esperar a la firmeza de la sentencia de divorcio. El acta notarial de divorcio surte efectos desde el momento de su firma.