Seleccionar página

Llegado el momento de tomar la decisión de romper la pareja o matrimonio, en la mayoría de los cónyuges surge la duda de si plantear una separación o un divorcio.

Para ello hay que aclarar la diferencia legal entre ambos términos desde un punto de vista jurídico y por tanto los efectos legales de los mismos.

  • EN CUANTO A LA SEPARACIÓN:

La separación implica el cese legal de la vida en común de ambos cónyuges y que por lo tanto, esto conllevará consecuencias tanto patrimoniales como personales

Primer punto, es diferenciar la separación legal de la separación de hecho. En la separación de hecho no existe intervención judicial sino que es una decisión de los cónyuges de cesar la convivencia de la que derivan consecuencias jurídicas sin producirse efectos legales frente a terceros, pero sí entre ambos y que se puede recoger ante un fedatario público o ante un abogado. Sin embargo, la separación legal requiere una declaración mediante un proceso judicial y por tanto existiría una sentencia judicial, si bien es cierto, la separación, como hemos indicado, no pone fin al matrimonio, no disuelve el vínculo matrimonial, es decir, los cónyuges siguen siendo marido y mujer.

Por tanto, ¿Cuáles son las consecuencias de la separación legal?

1.-La separación legal suspende la vida en común de los cónyuges, no así el matrimonio, ambos cónyuges seguirán siendo marido y mujer. Por tanto si los cónyuges en un futuro se reconcilian no es necesario que vuelvan a casarse, basta con dicha reconciliación, pero el régimen económico será desde la separación el de separación de bienes y no el de gananciales, para volver a tener el de gananciales habría que constituir capitulaciones ante notario.

2.-Dicho lo anterior, se entiende que ninguno de los cónyuges puede contraer nuevo matrimonio con terceras personas mientras estén solamente separados legalmente.

3.-Si dentro del matrimonio existe un régimen de gananciales, la separación legal da lugar a su disolución.

4.-La separación legal permite a los cónyuges revocar donaciones hechas a favor del otro.

5.-Los cónyuges separados no tendrán derecho a recibir herencia si no hay testamento ni siquiera a la legítima (parte de la herencia que la ley establece que deben cobrar los herederos). Lo mismo ocurre con la obligación de ayuda mutua y fidelidad, tampoco tendrían derecho a ello.

6.-En la sentencia de separación se recogen los términos fijados en el convenio regulador presentado por las partes, en caso de que se trate de una separación de mutuo acuerdo, o los acordados por el Juez en cuanto a las relaciones paterno filiales (ejercicio de la patria potestad, cuidado de los hijos, régimen de comunicación y visitas, gastos de manutención de los hijos…) a la disolución del régimen económico del matrimonio, al uso de la vivienda y, en su caso, lo acordado con respecto al derecho de pensión de uno de los cónyuges.

  • EN CUANTO AL DIVORCIO:

Probablemente hayan oído que hay que separarse antes de pedir el divorcio. Sin embargo, eso era antiguamente, a partir de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio se cambió ese requisito. Por eso hoy en día es posible divorciarse sin antes tener que separarse.

El divorcio implica la disolución del vínculo matrimonial y produce sus efectos con respecto de los cónyuges desde el momento en que se dicte la sentencia y con respecto a terceras personas desde el momento en que esta sentencia queda inscrita en el Registro Civil.

Por tanto, ¿Cuáles son las consecuencias del divorcio?

1.-El divorcio, como se ha indicado anteriormente, disuelve el vínculo matrimonial, por lo que los cónyuges pueden volver a contraer matrimonio entre sí o con terceras personas.

2.-El divorcio se obtiene mediante sentencia judicial y produce efectos frente a terceros desde el mismo momento en que esta queda inscrita en el Registro Civil.

3.-El divorcio produce por defecto la disolución del régimen económico matrimonial.

4.-Los cónyuges divorciados no tendrán derecho a recibir herencia si no hay testamento ni siquiera a la legítima (parte de la herencia que la ley establece que deben cobrar los herederos).

5.-En la sentencia de divorcio se recogen los términos fijados en el convenio regulador presentado por las partes, en caso de que se trate de una separación de mutuo acuerdo, o los acordados por el Juez en cuanto a las relaciones paterno filiales (ejercicio de la patria potestad, cuidado de los hijos, régimen de comunicación y visitas, gastos de manutención de los hijos…) a la disolución del régimen económico del matrimonio, al uso de la vivienda y, en su caso, lo acordado con respecto al derecho de pensión de uno de los cónyuges.

¿CUALES SON LAS CAUSAS DE SEPARACIÓN Y DIVORCIO?

Desde el año 2005, no hay que alegar ninguna causa, basta con el deseo de ambos o de uno de los cónyuges de cesar la convivencia en el caso de la separación, o de disolver el vínculo del matrimonio en el caso del divorcio.

De hecho, el Código Civil dispone que se decretará judicialmente  la separación o el divorcio:

  1. A petición de ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro, una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio.
  2. A petición de uno solo de los cónyuges, una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, no siendo preciso este plazo cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral, o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.