Seleccionar página

La vida está llena de momentos difíciles, en los que tenemos que decidir si permanecer de una manera o cambiar a un modo diferente. Estas decisiones pueden suponer un cambio radical del modo de vida al que estamos acostumbrados y por eso nos dan tanto miedo.

Es normal que antes de una boda la pareja se haga una serie de preguntas antes de dar el paso. El problema viene antes de un divorcio, pues ambos están estresados por la situación y dejan de plantearse preguntas.

¿Cómo saber si tu matrimonio tiene futuro? Por lo general, los matrimonios felices se basan en una amistad profunda, respeto mutuo y disfrute de la compañía del otro. Lo más interesante es detenerse en el proceso de la relación, en el trato cotidiano de la pareja, para preguntarnos si es posible averiguar en qué medida ciertas prácticas habituales de la relación guardan el secreto de la convivencia feliz o si, por el contrario, predicen el final de la misma con un divorcio.

sosdivorcios

¿Has dejado claro lo que te molesta de la relación?

Tú puedes pensar que te has comunicado, pero es posible que tu pareja en realidad no haya escuchado. Haz un esfuerzo real en hacerle entender las cosas que realmente te molestan y asegúrate de que te escucha y comprende y viceversa. Si ves que a pesar de esto todo sigue igual, es un punto claro de que algo va mal en la relación.

¿La situación se ha descontrolado?

Si desde hace un tiempo las discusiones empiezan con sarcasmo, hay más críticas personales que de comportamientos, hay desprecio o burla tanto en gestos como palabras o posiciones defensivas acusando al otro de la culpa de todo, ha llegado el momento de plantearte seriamente una separación.

Si hubiera una manera de salvar tu matrimonio, ¿cuál sería?

Siéntate un momento a para realizar un ejercicio muy sencillo: apunta en un papel lo que haría falta para salvar tu matrimonio y, por otro lado, lo que tu pareja debería hacer. ¿Crees que tiene solución?

¿Realmente serías más feliz sin tu pareja?

Es una de las preguntas más importantes que debes hacerte. Es normal tener miedo a un cambio tan radical en tu vida, pero, piensa de verdad si eres más feliz en una relación sin futuro o rehaciendo tu vida evitando los errores del pasado.

¿Te preocupa el futuro de tus hijos en caso de divorcio?

Si realmente sois infelices juntos, divorciarse es lo mejor que pueden hacer porque la situación puede volverse insostenible para tus hijos. Hay que tener en cuenta que siempre serán los padres de sus hijos, aunque se separen, por ello hay que intentar hablar las cosas y llegar a acuerdos antes del divorcio.

Si una vez que has contestado las preguntas, has tomado la decisión de que necesitas un cambio en tu vida, no te preocupes. Piensa bien cómo quieres que suceda, habla con tu pareja para dejar todo bien aclarado y cuenta con nuestra ayuda para el asesoramiento y trámites del divorcio. Y recuerda que, no pasa nada, no eres el único y los cambios suelen traer cosas buenas.